Predeterminado del sitio

Pedro Palazuelos

Fantasmas, 1989

Raúl Hevia, en su escrito de presentación de la exposición “DE CERCA”, antológica de la obra de Pedro Palazuelos, celebrada entre abril y julio de 2015 en el MAS, Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria, nos facilita con un discurso cronológico preciso y brillante muchas claves para conocer la extensa creación del fotógrafo a lo largo de su vida, así como, y esto es lo que verdaderamente importa en esta ocasión, el concepto que tiene Palazuelos de la fotografía y su manera de enfrentarse al acto mismo de la captación instantánea, como “ese ser paseante que captura y reúne fragmentos”, según palabras de Walter Benjamin que tan acertadamente cita el historiador.[1]

Al repasar las páginas de ese pequeño pero intenso catálogo, tanto en el texto de introducción arriba citado, como en la selección de imágenes de toda una vida, desde sus inicios como maestro en la escuela de Bielva (Cantabria), hasta casi el momento actual, me he reafirmado en algo que en el fondo yo sabía desde hacía mucho tiempo, diría que casi también desde entonces, y que resumo aquí en pocas palabras: Pedro Palazuelos representa el punto central y paradigma de este proyecto de Festina Lente, de La Caverna de la Luz. Cuando pensé en la manera de enfrentarme al encargo de Javier Vila para el tema y calendario del mismo, y aun sabiendo que quería contar con la presencia de Pedro, no fui consciente de que lo que denominé con el oxímoron “Festina Lente” era y es precisamente su modo de sentir la fotografía. Hoy, satisfecho, lo celebro.

Fantasmas (1989) es una toma fotográfica realizada en Munich, que también estuvo incluida en la citada muestra antológica del MAS. Representa muy bien ese acto espontáneo que apresa y sujeta una escena urbana nocturna que, al ser inmovilizada de forma repentina, la eleva a la categoría de intemporal. Esta obviedad, sin embargo, no nos desvela el sentido real de la escena, sino que al titularla su autor tan acertadamente, solamente nos permite aproximarnos de manera lateral a su significado, permaneciendo nosotros también atrapados y estáticos, en justa reciprocidad, por su inexplicable e inquietante atmósfera de luces y sombras paralizadas. Así como fue captada en aquel momento, así ha permanecido hermosa en su perenne y misteriosa aproximación a la realidad.

[1] Hevia, R. Pedro Palazuelos, cerca de lo real. Catálogo exposición DE CERCA, MAS de Santander, abril de 2015.

,