Sol Cultural

VIII #Concurso de #Microrrelatos #solcultural

En esta edición del concurso organizado por Sol Cultural, con el patrocinio de la Fundación Santander Creativa y la colaboración de la librería Gil, se han presentado 500 relatos de 370 autores.

El jurado compuesto por Alberto Iglesias, Guillermo Balbona y Marta San Miguel han seleccionado 28 relatos que aparecerán en la edición impresa que publicaremos en la próxima primavera.

Consulta las BASES


 

Primer Premio
PIANISTA BAJO LA LUNA
Ziortza Moya Milo
(Ortuella – Bizkaia)
Inspirado en la fotografía titulada “Nocturna 2″

Cada vez que ejecutaba una pieza con su teclado de segunda mano se le encogía el corazón. No por la ternura que le producía, sino por la falta de magia, de sonoridad, por la rudeza de las teclas.
Sopesó. Se compró con sus ahorros un piano de cola, clásico.

Midió la estrechez de la calle, y aunque justo, el piano entraba sin sufrir daños.

El transportista le dejó el hermoso instrumento en la acera. “A partir de aquí es todo suyo”. Un amigo y él lo llevaron hasta la puerta, pero ¡Ay, imperdonable error de medida!, la angosta entrada de la casa fue infranqueable.

Desesperado ató el piano con un candado a la puerta. Ese día, llorando en la calle, tocó el Canon de Pachelbel más hermoso jamás escuchado. Al día siguiente, los muchachos del barrio lo habían hecho trizas. Era el día de San Juan.


 

Segundo Premio
BRECHA IDIOMÁTICA
Patricia Collazo González
(Alcobendas – Madrid)
Inspirado en la fotografía titulada “Nocturna 3″

Mis vecindongos de al lado son insoportunables. Cada noche dispicurren a los gróticos. “Me marcho” amenizca él, a lo que ella rospende: “Quédate”. Al día songuiente es ella la que grotica “Me marcho” mientras él suplicia angustoniado “Quédate”. Indentendibles.

Yo los escucheco porque es más adivertidoso que visionisar la tele. Al final, entre pitorros y flautingas, surrusos y gemidios, no nos durmitinamos hasta la madrugosca.

Por las mandañanas, me los cruzo en el elevandante. Siempre acaramelosos, sobandiantes besoquiéndose hasta llegar a la vegeta bajonosa. Tengo que soliciantarles permósico para salir del elevandante. No los compriniendo. Será porque habloteramos distintos idiómicos.


 

Tercer Premio
VIL METAL
José Antonio García Villalta
(Málaga)
Inspirado en la primera fotografía de la serie titulada “Monasterio”

Precisando realizar obras en la techumbre del monasterio de Los Jerónimos de Córdoba, su abad fray Abilio, propuso a la comunidad bajar hasta la ciudad para recoger limosna con tal fin.

Se presentó el abad en la casa de un rico hacendado, al que expuso el motivo de su petición, a lo que el viejo avaro respondió haciéndole entrega de una moneda de veinte duros.

Hizo recuento el monje de las limosnas al final de la jordana y pudo comprobar la falsedad de la moneda de veinte duros.

Se acercó el viejo avaro a comulgar en la misa dominical, momento que aprovechó el abad para sustituir la oblea por la moneda y se la introdujo en la boca. Ante el aturdimiento del feligrés éste se acercó al oficiante susurrándole al oído:
‒ Padre, no logro pasarla.
A lo que éste le respondió:
‒ Yo tampoco lo logré.


 

Finalista
HETERODOXIA
Miguel Paz Cabanas
(León)

He soportado con calma trapense la ausencia de mujeres. He aceptado, no sin náuseas, la comida sosa y frugal. Me he habituado a esta soledad sobrecogedora, a su insensato color gris. A todo eso me he acomodado, en días de tempestad y penumbra, en años de añoranza perpetua… Pero hoy os digo que no continuaré, que no prorrogaré mi estancia ni un día más: o el abad me explica qué coño hace el cráneo de Lenin en mi celda, o abandonaré este templo para siempre.


 

Finalista
UN PASO DECISIVO

Miguel Bravo Vadillo
(Badajoz)

Como Julio César, pasamos el Rubicón. Era un bonito día de primavera y el sol, en la misma calle que ahora solo lleva su nombre, nos acariciaba el rostro con mano templada. Carmen me preguntó si yo creía que un libro podría cambiar el mundo. Yo le pedí que intentara imaginar este mundo tal y como lo conocemos –con todas sus imperfecciones, con todas sus crueldades e injusticias– pero sin libros, ni pinturas, ni cine, ni música… Imagina, añadí, que nos viésemos obligados a vivir sin arte ni literatura. ¿No sería este un mundo mucho peor de lo que es ahora? Incluso para muchas personas mentalmente sanas ni siquiera valdría la pena vivir en un mundo así. Le dije que pensara en ello detenidamente y que luego tratara de reformular su pregunta.

Éramos jóvenes, y los días transcurrían lentos y felices si mal no recuerdo.


 

Finalista
Sin título

Carolina Paños Navarro
(Albacete)

He soñado que me llamabas para decirme que la vida no tiene sentido sin mí sólo las próximas 24 horas en la Calle del Sol de Santander.

He subido al tren, pero lo ha parado un apagón eléctrico porque tú metiste una Barbie en el microondasdurante el verano de 1992.

Sé que si llego a ese bar donde estás desayunandovamos a ser un par de mecheros deseando que alguien nos invite a encender el cigarrillo que le matará.

Pero en vez de ir, me he metido en la bañera a nadar en círculos para formar la ola que te tiró de tu ballena hinchable cuando tenías 9 años. Esa ola que te hizo pensar en lo efímero de la vida como para estar tonteando con morenas y castañas en vez de ir a buscar a la rubia de tus sueños.


 

Finalista
EL MISTICISMO INSPIRADOR

Patricia Millán Molinuevo
(Bilbao)

Unas escenas que inspiraran a quien las viera una fuerte convicción religiosa. Eso es lo que me dijo que quería el fotógrafo. Y yo, que había ingresado en el monasterio, o me habían ingresado a la fuerza más bien, porque no teníamos en casa comida suficiente para los ocho, cogí una calavera del osario, una cualquiera, no sabía a quién pertenecía, y la contemplé concentrado, tratando de discernir el origen de la fractura occipital, mientas pensaba, como no podía ser de otra forma, en la imagen del Hamlet de Shakespeare vagando de un lado a otro de las almenas de su castillo en Dinamarca, cavilando en por qué Shakespeare había decidido situar la historia en ese país, como si Inglaterra no dispusiese de castillos y mansiones por doquier. No, así no, dijo el fotógrafo. Tiene que ser más mística. Imagínate cagando en el baño.


 

Finalista
LOS PARES

David García Molina
(Zaragoza)

Tú llevabas la cuenta del tiempo que estuvimos juntos: me dijiste enfadada que 4 años y 6 meses. A partir de ese día lo anoté todo: las 38 veces que te hice llorar, los 34 regalos que te ofrecí para ganarme el perdón, las 2 veces que me dejaste. Había luz en el 4º piso, donde vi la silueta del hombre con el que me engañabas. Telefoneé 20 veces. Subí la cuesta y los 4 escalones que daban al portal. Al 10º timbrazo, abriste. A él no lo encontré: se habría ido por los tejados, iluminado por la luna. 2 jarrones cayeron al suelo. 16 puñaladas contabilizó el forense. Al final del año, la estadística borró nuestros nombres: tú fuiste la víctima número 40 y yo el preso suicida número 8.


 

Finalista
BABEL

Rafael Camarasa Bravo
(Valencia)

Si abajo estamos nosotros; si arriba, en la habitación, estarán nuestros cuerpos desnudos; si no hay ascensor en este edificio de mala muerte, ¿no intuyes que vamos a subir la escalera más larga del mundo?


 

Finalista
ENCUENTO

Rafael Alejandro Arévalo Portocarrero
(Perú)

Es medianoche en la Calle del Sol. Espero a Carmen frente a la iglesia del mismo nombre para conocerla en persona luego de enamorarnos durante tres meses por chat. Quedamos aquí y ahora para hacernos los interesantes, pero no creí que habría tanta gente, aunque debí sospecharlo. Por más día muerto que sea, este lugar siempre está lleno de vida.Impaciente, me alejopara buscarla, pero me abro demasiado. Cuando regreso, noto que ha pasado suficiente tiempo como para que ella haya llegado, no me haya visto y se haya retirado. Maldigo haber olvidado mi celular. Aguardo dos horas más hasta que renuncio y me voy a casa. Recién concilio el sueño al mediodía y despierto al anochecer. Mi teléfono parpadea en mi mesa noche porque tengo un mensaje. Carmen me agradece por una tarde inolvidable. No cabe duda. Mi otra personalidad sabe usar mi cuerpo mejor que yo.

 


SELECCIONADOS

LA FUERZA DE LA COSTUMBRE
Kalton Harold Bruhl
(Honduras)

MALDITOS “RECORTES”
Laura Mª Ruiz Rivas
(Santander)

NOCTURNOS
Manuel Maestro Abellán
(Valencia)

COLGADOS
Emeterio Delgado Delgado
(Madrid)

SONÁMBULO
Ángel Herboso Martínez
(Laredo – Cantabria)

DE VUELTA
Guillermo Chavarrías Lapastora
(Madrid)

SOL VIPERINO.
Álvaro Retamosa Marcos
(Santander)

MONASTERIO
Juan Carlos Carballa Rosales
(Pontevedra)

PUNTO DE MIRA
Abel Rodríguez Barragán
(Santander)

BRECHA IDIOMÁTICA
Patricia Collazo González
(Alcobendas – Madrid)

LA COLADA EN EL 19A
Sonia Varela García
(Madrid)

TIEMPOS NUEVOS
Susana Revuelta Sagastizábal
(Santander)

DESDE LA VENTANA
Sandra Fernández Jurado
(Barcelona)

ALQUIMIA
Jesús Pacheco Julià
(Barcelona)

FOTOGRAMAS
Modes Lobato Marcos
(Salamanca)

EL ABAD OFENDIDO
David García Molina
(Zaragoza)

IMPERCEPTIBLE
Marianela Sandovares
(Barcelona)

JORNADA LABORAL
Raúl Clavero Blázquez
(Madrid)

, , ,